lunes, 25 de septiembre de 2017

LOS MAESTROS SOMOS ELECTRICISTAS

Este post lo he escrito escuchando esta canción. Os recomiendo darle al "play" y leerlo.

Acercaos al precipicio, les dijo. No podemos,
tenemos miedo, contestaron.
Acercaos al precipicio, repitió. Se acercaron.
Él los empujó... y empezaron a volar.
Guillaume Apollinaire

Me gusta imaginarme a los docentes como electricistas que ayudan a sus alumnos a poner bombillas en el camino hacia sus sueños. Electricistas que saben que los sueños son una forma sencilla de aprendizaje compuesta de juego, aventura y riesgo gozoso. Que conocen la importancia de tener lo pies en el suelo, pero también lo importante que es poder "dibujar castillos en el aire", ser capaces de imaginar un mundo diferente.

Los sueños son posibles y es impensable mejorar la realidad sin ellos. Para ayudar a nuestros alumnos a conseguir sus sueños, primero debemos conocer el camino nosotros, ir allí y volver para contárselo.

Intentaré responder a una pregunta difícil y que puede tener múltiples respuestas:
 ¿Cómo se consiguen los sueños?

Para soñar hace falta que seamos pasión, que contagiemos pasión. Y hace falta porque en el camino hacia los sueños encontraremos distintos muros que solo podremos saltar si nos acompaña esta palabra. Pasión:
* Pasión que nos ayude a vencer la resistencia.
* Pasión que nos dé fuerza para pasar a la acción.
* Pasión para ser consciente de que es nuestro deber como personas mejorar y cambiar el mundo.
* Pasión para que los centros educativos no sean lugares donde los alumnos solo vayan a aprobar y para que se conviertan en espacios donde también vayan a probar.
* Pasión para mirar el mundo sin prejuicios y sin miedo.
* Pasión para disfrutar de lo vivido y no solo del resultado.
* Pasión para no vivir a expensas de lo material y como esclavos de la inmediatez.
* Pasión para que las posesiones no nos posean y para poseer lo más importante, a nosotros mismos.
* Pasión para que la mirada ajena no resulte más importante que la propia.
* Pasión para sentir y seguir los impulsos del corazón.
* Pasión para comprender a los demás tal y como son, sin imponerles un ideal de lo que pensamos que deberían ser.
* Pasión para que la monotonía no se instale en la mente, en los corazones, en las aulas.
* Pasión para no apartar los ojos de las injusticias, para no convertirnos en cómplices silenciosos de las mismas.
* Pasión para llenar de color vidas grises.
* Pasión para hacerse grandes preguntas y para encontrar grandes respuestas.
* Pasión para cambiar de sitio la letra u de la palabra casualidad, causalidad.
* Pasión para no callar lo que sentimos.
* Pasión para encontrar dentro de nosotros lo que muchas veces buscamos fuera.
* Pasión para no quedar paralizados por miedo a equivocarse.
* Pasión para no poner coartadas que nos impidan actuar, para no sabotear nuestras capacidades.
* Pasión para "empujar", para volar.
* Pasión para soñar juntos.

"Sueño que soñamos solos es pura ilusión, sueño que soñamos juntos es señal de realización".
Hélder Câmara

viernes, 15 de septiembre de 2017

UN BUEN MAESTRO GUISA A FUEGO LENTO

Este post lo he escrito escuchando esta canción. Os recomiendo dadle al "play" y leerlo.

Si algo está claro es que en educación hacemos muchas cosas día a día, curso tras curso. Es hora de preguntarse no lo qué hacemos, sino cómo lo hacemos. Hacemos y hacemos sin profundidad, sin apenas sumergirnos en lo que nos atañe. Triunfa la cantidad sobre la calidad, la superficialidad sobre la profundidad, la ausencia sobre la presencia... Por no hablar de nuestras programaciones sobrecargadas que nos conducen irremediablemente a vivir trimestres acelerados. ¡No hay tregua!

Es evidente que no existe mejor manera de no estar en ningún sitio que intentando hacer y estar en todos. En educación correr no es siempre la mejor manera de actuar. Existen ciertas cosas que no podemos ni deberíamos acelerar, que requieren tiempo y que si las aceleramos el precio a pagar es altísimo.

Creo que sería más interesante y mucho mejor hacer menos y disponer del tiempo necesario para sacar el mayor provecho posible a cada experiencia, a cada momento, a cada contenido o cada actividad. Los niños tienen su propio ritmo de aprendizaje y los estamos contagiando con el virus adulto del apresuramiento. Un virus realmente peligroso que les acorta la infancia, los presiona para que imiten las costumbres adultas y los obsesiona con la velocidad.

Educar al estilo "correcaminos" es tan nutritivo como engullir bollería industrial, por eso debemos guisar a fuego lento, permitiéndonos y permitiéndoles disponer de tiempo:
*Tiempo para explorar con profundidad.
*Tiempo para establecer relaciones significativas que nos permitan alcanzar aprendizajes significativos.
*Tiempo para ensanchar la mente.
*Tiempo para estimular la creatividad.
*Tiempo para respetar la singularidad de cada persona.
*Tiempo para iluminar inteligencias y talentos.
*Tiempo para hacer desde el corazón.
*Tiempo para enseñar, por supuesto, pero sobre todo tiempo para educar. Porque en un mundo que en muchas ocasiones deseduca, familia y escuela no pueden permitirse el lujo de no hacerlo.
*Tiempo para soñar juntos lo mejor de cada alumno y de nosotros mismos.
*Tiempo para acabar con uno de los principales motivos por los que fracasa nuestro sistema educativo, que no es otro que querer adelantar la hora de los éxitos.
*Tiempo para pasar de ser centros educativos que buscan singularizarse a conseguir singularizar nuestro sistema educativo.
*Tiempo  para incentivar la iniciativa.
*Tiempo para tener tiempo para enseñar las cosas más importantes de la vida.
*Tiempo para estar despiertos cuando llegue la hora de hacer realidad los sueños.
*Tiempo para las caricias, para los sueños, para confiar.
*Tiempo para preparar bien la asignatura de la que más aprenden los alumnos, nuestro ejemplo.
*Tiempo para dar alas.
*T  i  e  m  p  o.

Guisando a fuego lento aumentamos la riqueza y el sabor de la comida, y lo que la educación precisa es más riqueza y más sabor. No es necesario conocerlo todo, pero sí que es muy necesario profundizar en algunos "algos" trascendentes e importantes para el devenir de la educación.

Para todo hay un momento y un lugar. Todo tiene su tiempo natural. 

Esta es una idea que día a día ronda por mi cabeza y que me ayuda a ser paciente, saber esperar y entender que es más importante escuchar a los alumnos que enseñarles mil lecciones.

Creo que en educación el amor es el principio pedagógico esencial y el amor, no entiende de relojes. El Amor entiende de Ayuda, de Apoyo, de Acompañamiento, de Asombro, de Alegría, de Aceptación, de Ánimo... Y resulta que todas estas palabras que empiezan por la letra A necesitan  tiempo, un tiempo natural que no podemos arrebatar a nuestros alumnos.

lunes, 11 de septiembre de 2017

PEQUEÑOS CONSEJOS PARA EMPEZAR UN NUEVO CURSO

Decía la Madre Teresa de Calcuta:

El día más bello: hoy.
La cosa más fácil: equivocarse.
El obstáculo más grande: el miedo.
El mayor error: abandonarse.
La raíz de todos los males: el egoísmo.
La distracción más bella: el trabajo.
La peor derrota: el desaliento.
Los mejores maestros: los niños.
La primera necesidad: comunicarse.
La mayor felicidad: ser útil a los demás.
El misterio más grande: la muerte.
El peor defecto: el mal humor.
El ser más peligroso: el mentiroso.
El sentimiento más ruin: el rencor.
El regalo más bello: el perdón.
Lo más imprescindible: el hogar.
La ruta más rápida: el camino correcto.
La sensación más grata: la paz interior.
El arma más eficaz: la sonrisa.
El mejor remedio: el optimismo.
La mayor satisfacción: el deber cumplido.
La fuerza más poderosa: la fe.
Los seres más necesitados: los padres.
Lo más hermoso de todo: el amor.

Me he inspirado en estas palabras  de Teresa de Calcuta para crear este póster de PEQUEÑOS CONSEJOS PARA EMPEZAR UN NUEVO CURSO. Todo se reduce a una fórmula compuesta por pasión, ilusión, ganas y optimismo. Os deseo un curso cargado de estos ingredientes y alguno más que, a buen seguro, será necesario.

Podéis descargar el cartel en PDF en el siguiente enlace: Cartel pequeños consejos en PDF.

jueves, 7 de septiembre de 2017

6 BLOGS DE ELE QUE NO TE PUEDES PERDER


Los blogs que aquí os presento nos demuestran que otro tipo de formación es posible. Grandes profesionales que utilizan metodologías modernas y prácticas en sus clases y que nos ofrecen un valor añadido: comparten todo lo que crean, los recursos que utilizan y sus experiencias. Existen muchas opciones para formarse como profesor de ELE, pero entre todas hay una realmente interesante que ofrece UNIBA: Titulación oficial – Máster en profesor de español como Lengua Extranjera.

¡Vamos con los 6 blogs de ELE que no te puedes perder!

1. Profe de ELE: blog destinado a estudiantes y profesores de español como Lengua Extranjera, presenta una gran variedad de ideas, recursos y actividades prácticas publicadas de forma libre y gratuita que destacan por su creatividad, originalidad y calidad.

2. JramónELE: blog de un profesor que está continuamente replanteándose cómo mejorar la docencia de ELE y que además nos regala un sinfín de materiales llenos de creatividad.

3. Hablacultura: blog con recursos para estudiantes y profesores de español. Nos ofrece textos para aprender español, materiales multimedia, canal de vídeos en español y muchos más contenidos muy interesantes.

4. LápizdeELE: este blog nos ofrece la posibilidad de enseñar español de una manera lúdica y divertida. En él encontraremos: plantillas, infografías, fichas, tableros, ideas e inspiración, tutoriales…

5. ABCdeELE: un blog para descargar un gran número de actividades, plantillas y explicaciones ELE gratis. Recursos que te ayudarán a ser mejor profesor de español.

6. Tarro de idiomas: blog muy completo en el que podemos encontrar ideas, decoración, consejos, clases preparadas para descargar, presentaciones, infografías, vídeos, juegos, biblioteca, recursos, etc. ¡Casi nada!

sábado, 12 de agosto de 2017

LOS MAESTROS SOMOS PINTORES

Hay un gran pintor al que admiro, se llama Alejandro Vargas y tengo la suerte de que sea el abuelo de mis hijas. En esta fotografía transformada en ilustración aparece enseñando a pintar a mi hija mayor Amélie, guiándola y dejándola ser en este apasionante mundo que desde pequeña observa en su día a día. ¡Gracias, Óscar Rubio por esta fantástica ilustración!

Para empezar el post voy a recordar lo que dos grandes amigos dicen de él:

* Antonio Gamoneda (premio Cervantes): “Entren ustedes en un bosque con los ojos cerrados. Ábranlos lentamente. Permanezcan, por favor, en silencio. Verán y no verán. Se habrá producido una desaparición de la perspectiva y una identificación en los límites de los cuerpos vegetales. Las luces y las sombras hierven y se penetran; quizá con violencia, quizá con dulzura, pero siempre, compruébenlo, la naturaleza está ahí, revelando los increíbles, los ocultos colores de la selva, los prismas secretos de la materia. Si han conseguido apresar este instante, están ustedes dentro de un cuadro de Alejandro Vargas”.

* Ángeles Caso (premio Planeta): “Al igual que admiro las calidades del alma de Alejandro Vargas, admiro las de su pintura, que son las mismas. Porque ella es el propio Vargas; o mejor aún, el fondo auténtico de él mismo”.

Pues bien, cada vez que veo a Alejandro pintar, pienso que los maestros somos pintores que ayudamos a nuestros alumnos a pintar sus sueños y a trazar sonrisas en las caras tristes. También pienso que si educamos cómo él pinta, cómo él sujeta y desliza sus pinceles, estaremos contribuyendo a mejorar la educación y con ella el mundo.

Les ayudamos a pintar sus sueños dejándoles ser, dejándoles pintar su propio cuadro con los colores que ellos elijan y respetando su curiosidad y creatividad. Sin curiosidad no existe aprendizaje, la necesitamos porque a través de ella llegamos a la creatividad. Entendiendo la creatividad como una actitud ante la vida que requiere que los docentes hablemos menos y escuchemos y observemos más. Hay algo en estas dos palabras que debe alegrarnos y no es otra cosa que la curiosidad y la creatividad se transmiten de manera bidireccional. Los docentes podemos transmitirlas y generarlas en nuestros alumnos y a la vez, ellos en nosotros para que también sigamos pintando nuestro sueños.

Les ayudamos a trazar sonrisas en las caras tristes haciendo de los colegios sitios donde docentes, alumnos y familias puedan ser ellos mismos; sitios en los que todos nos sintamos queridos. Para ello, no tenemos más que empezar a hacer una serie de regalos inmensos y muy baratos: sonrisas, palabras, abrazos, apretones de manos, miradas, gestos… Otro gran regalo que podemos regalar y a la vez regalarnos es la empatía, entendiéndola como la mejor manera de hacer turismo por otras personas, de ver con otros ojos, de sentir con otros corazones, de pensar y entender con otros cerebros, de tocar con otras pieles, de escuchar con otros oídos y de hablar con otras bocas. Si llenamos los colegios de estos grandes regalos estaremos trazando y enseñando a trazar a nuestros alumnos sonrisas en las caras tristes.
Gracias, Alejandro, por hablarle al silencio y pintar para los demás lo que te cuenta.
Gracias por enseñarle a mis hijas a hacerlo y llenar su infancia de colores.

martes, 18 de julio de 2017

LOS MAESTROS SOMOS CONSTRUCTORES DE PUENTES

Siempre he creído en la necesidad de construir puentes que nos ayuden a avanzar y a superar las distancias; puentes diferentes como las personas que los construyen; puentes de cimientos firmes y profundos; puentes emocionales, familiares y sociales. Pero... ¿que nos impulsa y permite construir puentes? Una sola cosa, la confianza. Existen muchos verbos que pueden transformar la educación y el mundo. Sin duda, dos de ellos son creer y confiar. Cuanta más confianza mostramos, más recibimos a cambio.

Hablo en todo momento de puentes analógicos, de los de verdad, de aquellos que nos permiten potenciar los vínculos de la comunidad educativa para conseguir el desarrollo personal y social de cada alumno. Hablo de puentes por los que uno puede pasear, abrazar con los ojos y mirar con el corazón. Puentes afectivos, puentes efectivos.

Los puentes unen, educar es unir: unir el corazón con la cabeza, la teoría con la práctica, la escuela con el entorno y las familias, la enseñanza con el aprendizaje, el unirse con uno mismo para poder hacerlo con los demás.

Que importante es ese uniRSE y que importante es empezar a construir puentes enseñando a nuestros alumnos el "RSE+": a escuchaRSE, a quereRSE, a comprendeRSE, a valoraRSE, a motivaRSE, a hablaRSE, a perdonaRSE, a buscaRSE, a encontraRSE, a escribiRSE, a leeRSE, a sentiRSE...

En tiempos de muros, ¡construyamos puentes!

martes, 20 de junio de 2017

GERUNDIOS PARA DISFRUTAR DEL VERANO

Llega el verano y es época de gerundios. Así que si en estas fechas no estoy por aquí o por las redes sociales, es que estoy desconectando, jugando, visitando, paseando, descubriendo, disfrutando, escribiendo, escuchando, soñando, queriendo, compartiendo... 

También es buena época para quitar letras a la palabra problema hasta convertirla en poema; para saber que si durante este curso se te ha cerrado alguna puerta, sabrás pintar tu propia puerta e inventarte otras salidas; para mirar el mundo con sorpresa en la mirada y volver a sentirse niños; para añadir a los gerundios unos cuantos infinitivos (explorar, leer, sentir, vivir...); para manejar con calma nuestros conflictos y emociones; para aprendernos, leernos y escribirnos; para poner bombillas en el camino hacia nuestros sueños; para buscarse y encontrarse...

Gracias por estar ahí y no te olvides de llenar tu verano de gerundios, ¡son gratis!

¡Buen, merecido y necesario descanso!

Podéis descargar el cartel en PDF haciendo clic en la imagen, en la zona descargas del blog o aquí.

miércoles, 7 de junio de 2017

PLACERES DE VERANO PARA ALUMNOS Y PROFES

El verano nos aporta un periodo "de tiempo" para hacer aquello que habitualmente queda relegado por asuntos que consideramos de primera instancia (aunque no lo sean). Este periodo "de tiempo" nos permite aprender y disfrutar de cosas tan o más importantes que las vistas en el aula. Nos permite conjugar muchos verbos en todos los tiempos y modos: experimentar, vivenciar, aplicar, observar, reflexionar, sentir, crear, compartir, colaborar, querer, pausar, inventar, volar, ser, vivir.

Comparto con vosotros mi lista de deberes placeres de verano para alumnos y profes. Son placeres sencillos, pero mágicos. Placeres que nos permitirán aprender y disfrutar de la vida. Os animo a intentar llevar a cabo algunos de ellos o todos, si es posible.

Podéis descargar el cartel en PDF en la zona descargas del blog o en el siguiente enlace Deberes Placeres de verano para alumnos y profes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...