viernes, 13 de mayo de 2016

UN BUEN MAESTRO GENERA APRENDIZAJE MEDIANTE EL "MATERNAJE"

Siempre recordaré a un profesor de Educación Secundaria que me dio clase cuando tenía 14 años. Se llama Juan Carlos y me permitió disfrutar de las matemáticas. Hasta entonces, las matemáticas se me atragantaban y todos mis maestros daban por hecho que no se me daban bien y así quedaba la cosa. Juan Carlos me motivó, me hizo ver la utilidad de las matemáticas, nos sacó del aula para entenderlas y nos transmitió su entusiasmo y pasión por los números. Desde aquel momento disfruté con esa materia y pude ver su magia. Juan Carlos sabía que existían tres maneras de transmitir conocimientos:
1. Mediante la comunicación de un discurso sabio.
2. Mediante la realización de unas prácticas.
3. Mediante el "maternaje".

¿Qué es el "maternaje"? 
Es el modo en el que las madres enseñan a sus hijos a caminar. Ni se lo explican (comunicación), ni se lo demuestran (práctica). Sino que les animan a moverse hacia ellas.

Un buen maestro, mediante el "maternaje", entusiasma y anima a sus alumnos para que quieran caminar hacia el aprendizaje. 

Pero... ¿cómo podemos entusiasmar a nuestros alumnos?
* La alegría contagia alegría, la pasión contagia pasión, el entusiasmo contagia entusiasmo. Tenemos que ser aquello que queremos transmitir.
* Olvidándonos más a menudo de esas dos grandes muletas en las que nos solemos apoyar: el libro y el discurso oral.
* Sabiendo que en educación no existen técnicas milagrosas para contagiar el deseo por aprender.
* Siendo consciente de que utilizar este o tal método, que esta o tal tendencia no nos aseguran que así sea. El deseo por aprender es un fuego que debemos avivar. Algunos de esos fuegos se encienden con una cerilla, otros con un mechero, otros soplando las brasas...
* Situándonos en nuestro contexto, conociendo a nuestros alumnos y abriendo bien los ojos para aprovechar las oportunidades que nos ofrece nuestro entorno.
* Haciendo lo que podamos con lo que tengamos, aunque a veces se necesite magia para ello. La falta de recursos nunca debería convertirse en un muro que cierre el camino del aprendizaje a los alumnos.
* Disfrutando de ser maestro y excitando las mentes de los alumnos por contagio a través del efecto purpurina.
* Teniendo paciencia y estando más interesado por el proceso que por el resultado.
* Reduciendo el uso de las 5 palabras que más repetimos los docentes en las aulas:
1. Atención
2. Silencio
3. Escuchad
4. Siéntate 
5. Shhh...
* Aprovechando el placer por la acción de los niños y los jóvenes. 
* Cuidando ese estado que tanto influye en el aprendizaje, el estado emocional.
* Teniendo muy presente que toda actividad intelectual requiere de actividad corporal. No debemos proclamar el silencio como la principal virtud de nuestras clases o de nuestro colegio. 

Una vez que los alumnos anden entusiasmados hacia el aprendizaje, simplemente debemos acompañarlos. Acompañar sin presionar, sin dirigir, sin recortar ni estirar, teniendo muy claro que nadie puede aprender por nadie. Sabiendo que aprender no va unido necesariamente a que otro te enseñe, pero que sí está íntimamente ligado a que alguien te entusiasme y motive, al "maternaje".

Con el "maternaje" aseguramos el placer por aprender, de realizar conexiones y de vivir experiencias no enlatadas. Aseguramos el disfrute interno, primer motor del aprendizaje.

Hemos llenado las escuelas de tantas objetivos que a veces no nos caben las emociones.  En nuestras aulas hay muchos niños que requieren menos contenidos académicos y más mirada y afecto. No nos olvidemos de que el mayor recurso para educar es la afectividad.

¡Os animo a generar aprendizaje mediante el "maternaje"!

lunes, 18 de abril de 2016

LA INNOVACIÓN COMIENZA Y SE EXTIENDE GRACIAS AL EFECTO PURPURINA

La innovación puede propagarse de unas personas a otras y de unos centros educativos a otros como la purpurina. Recuerdo mis clases de plástica en Educación Primaria realizando trabajos con purpurina, intentando pegarla dentro de determinadas figuritas e intentado recogerla en el bote al terminar. ¡No te la podías quitar de encima! Luego tocabas a un compañero y se la llevaba puesta. 

Pues bien, con la innovación pasa como con la purpurina: en cuanto la sacas del bote, ya no hay manera de volver a meterla. No hay forma de contenerla, de evitar que se propague, de evitar que brille... La innovación comienza y se extiende gracias al efecto purpurina.

Todo comienza abriendo esos botes de purpurina presentes en cualquier centro educativo.

¿Cuáles son los primeros botes de purpurina que debemos abrir?
1. Bote de purpurina "OPTIMISMO": el optimismo y el buen humor se contagian, nos animan y nos ayudan a innovar. Decía Víctor García Hoz: "En cualquier cosa, acontecimiento o relación personal puede haber algún bien". Al abrir este bote de purpurina estaremos aprendiendo a mirar así. Las personas optimistas vibran, no es necesario empujarlas ni decirles que hagan las cosas. Simplemente las hacen. 
Innovar es vibrar.

2. Bote de purpurina "SOLUCIONES": necesitamos personas que se centren en buscar soluciones y no en buscar problemas. Si abrimos este bote, cuando surjan dificultades habrá más docentes aportando cosas y menos docentes buscando excusas. 
Innovar es solucionar.

3. Bote de purpurina "TIEMPO": como ya dije en otro post, innovar es pasar de A a B, siendo B = Alumno protagonista. Ese paso de A a B requiere tiempo. Creo que últimamente hablamos y tenemos muy claro que los alumnos deben ser los protagonistas de su aprendizaje, pero se nos olvida algo importante: seguimos diciéndoles qué, cuándo y cómo aprender. Es como si les consideráramos protagonistas de la película de la cual somos directores. Quizás deberíamos olvidarnos del "alumno protagonista" para pasar al "alumno director". Necesitamos tiempo para escucharnos y para escuchar a nuestros alumnos, para acompañar sin presionar, para conectar, para conseguir un aprendizaje sin jerarquías... 
Innovar es escuchar, conectar y acompañar.

4. Bote de purpurina "EMOCIONES": en los centros educativos existen muchos intercambios interpersonales entre todos los miembros de la comunidad educativa; contactos que dejan huellas emocionales. Procuremos que esas huellas sean dulces para que nosotros, nuestros alumnos y las familias se sientan mejor. Con huellas emocionales amargas e impregnados de emociones negativas y malestar no se puede innovar.
Innovar es emocionar.

5. Bote de purpurina "CONFIANZA": generamos confianza confiando. Cuando alguien confía en ti,  inconscientemente tiendes a confiar en los demás. La innovación tiene un techo, nuestras expectativas. La confianza se contagia y está demostrado que cuando alguien confía en nosotros aumenta nuestra lucidez, nuestra energía y nuestros pensamientos creativos. La confianza nos dará alas, las alas que necesitamos para innovar. 
Innovar es confiar.

"La utopía está en el horizonte.
Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre
diez pasos más allá.
¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar".

Eduardo Galeano

Innovar no es una utopía,
 innovar es caminar.

¿Caminamos juntos?
Empecemos practicando la mayor innovación atemporal que existe: 
Querer al alumno.

domingo, 3 de abril de 2016

LOS MAESTROS SOMOS COCINEROS

Los maestros somos cocineros que cocinamos para cada alumno aquello que necesita comer. Cocinamos emociones, sentimientos y experiencias que les permiten sentir y descubrir para llegar a tener un conocimiento más profundo de sí mismos.

Antes de ponernos a cocinar tenemos que conocerlos, comprender sus tiempos, sus inquietudes, sus pasiones, sus miedos, sus habilidades y sus dificultades. Luego, debemos plantearnos dos preguntas:
1. ¿Para qué cocinamos?
2. ¿Cómo cocinamos?

1. ¿Para qué cocinamos?
Deberíamos dar más valor al SER que al SABER en todas las etapas educativas. Si conseguimos que nuestros alumnos SEAN, a buen seguro, SABRÁN. De nada vale saber mucho sin ser nada. Por eso debemos cocinar para que nuestros alumnos SEAN:
- Buenos: para que nunca les sirva de excusa lo que otros han hecho mal. Para que su sola presencia alegre a los demás y para que no provoquen lágrimas en los ojos de otras personas.
- Ellos mismos: para que no se dejen llevar por modas y para que estén orgullosos de lo que son, de su personalidad, de sus virtudes y de sus defectos. Para que no tengan miedo a ser diferentes.
- Felices: para que vivan los buenos momentos con intensidad y disfrutando. Para que aprendan de los malos momentos. Para que nadie les impida hacer aquello que les hace dichosos.
- Optimistas y soñadores: para que vean el mundo como un lugar con infinidad de oportunidades. Para que sepan que con esfuerzo e ilusión llegarán a la luna.
- Creativos: para que aprendan a solucionar problemas o llegar a la meta utilizando diferentes caminos. Para que ellos elijan esos caminos, atreviéndose a decidir, sin temor a equivocarse. 
- Buenos amantes: para que amen a su familia, a sus amigos, a su ciudad, a su pueblo, a su colegio, a la vida, a lo que hagan y a ellos mismos. Para que descubran que no hay cosa más bella que amar y ser amado.
- Bondadosos: para que aprendan a regalar gestos, miradas, sonrisas, caricias, abrazos...
- Valientes: para que se atrevan a perderse. Para que abran su mente, brazos y corazón a nuevas cosas y a nueva gente.
- Sinceros: para que se den cuenta de que solo la verdad les ayudará a crecer y a enfrentarse a la realidad.
- Luchadores: Never give up! Para que lo intenten hasta el final. Para que pongan todo de su parte, haciéndose fuertes ante las adversidades. Para que persigan siempre sus sueños.
- Generosos: para que regalen abrazos y besos. Para que compartan ideas, sonrían, acompañen y escuchen a quien lo esté pasando mal.
- Curiosos: para que estén atentos y disfruten de la vida sabiendo que cada día es único e irrepetible.
- Buenos amigos: para que puedan interpretar miradas, entender los silencios, perdonar los errores, guardar secretos, prever caídas, secar lágrimas. Para que cuiden sus relaciones sociales. Para que se olviden del teléfono móvil cuando estén con un amigo y para que escuchen de verdad, mirando a los ojos y disfrutando del momento presente.
- Originales: para que busquen otras alternativas. Para que confíen en sus ideas y las hagan realidad.
- Educados: para que nunca se olviden de decir buenos días, por favor, gracias, ¿cómo estás?, me alegro de verte, de nada, perdón, hasta luego... Sea en el idioma que sea.
- Fuertes: para que no lloren por sapos que se creen príncipes. Para que afronten los malos momentos recordando los buenos y dando tiempo al tiempo.
- Activos: para que descubran sus superpoderes. Para que se muevan y piensen con el corazón.

2. ¿Cómo cocinamos para conseguir que SEAN?
- Aprendiendo a no ser un elemento de presión en el aula.
- No generando urgencias.
- Huyendo de los castigos.
- Cuidando nuestro tono de voz y la manera de dirigirnos a los alumnos.
- Olvidándonos de hacer discursos.
- Procurando desarrollar en ellos capacidades diversas.
- Haciendo más rica nuestra oferta de experiencias educativas.
- Sabiendo que cada persona es única y actuando en consecuencia.
- Teniendo claro que los ladrones de infancia (los deberes) no tendrían porque ser necesarios.
- Escuchando y valorando sus opiniones.
- Teniendo en cuenta el papel fundamental del movimiento y del cuerpo en el aprendizaje.
- Sabiendo que no es necesario decir viente veces al día "sshh" para seguir siendo maestros.
- Sembrando alegría con una cara alegre. Sembrando confianza confiando.
- Practicando la mayor innovación atemporal: querer al alumno.
- Buscando cualidades, no defectos. Buscando soluciones, no problemas.
- SIENDO.

Simplemente, se trata de intentar ser el mejor cocinero que podamos ser, el mejor maestro que podamos ser. Este aspecto es muy importante porque un buen maestro es capaz de hacer buena una mala pedagogía y por el contrario, un mal maestro hace mala una buena pedagogía.

Otro aspecto a tener en cuenta es que si somos cocineros enseñaremos a nuestros alumnos a cocinar, no simplemente a memorizar recetas. Es muy sencillo, mis alumnos podrán saber los ingredientes y los pasos para hacer una tortilla, ¡muy bien! Lo tendré en cuenta. Pero no será lo que más valoraré porque lo que me interesa es que sepan hacer una tortilla. ¡Pongamos a nuestros alumnos a cocinar! Es ahí donde tiene lugar el verdadero aprendizaje, aquel que emociona, que engancha, que deja huella y perdura en el tiempo. Ese debería ser el examen, hacer una tortilla, no regurgitar en un papel los ingredientes y los pasos para hacerla.
Cocinemos para dotar a nuestros alumnos de confianza en sus capacidades y posibilidades. Cocinemos juntos, aprendiendo unos de otros, investigando en equipo, confiando y animándolos.
Cocinemos de manera creativa para acabar con el espacio tradicional del aula, con los horarios específicos y encorsetados, con los libros de texto y la metodología asociada al mismo como única fuente de aprendizaje, con la interacción del grupo clase con un solo docente, etc.
Cocinemos a su lado permitiéndoles hablar, hacer y equivocarse, porque es así como aprendemos.
Cocinemos sueños.
Soñemos el mismo sueño: Que nuestros alumnos SEAN. 

sábado, 12 de marzo de 2016

22 LIBROS "NO EDUCATIVOS" MUY INTERESANTES PARA DOCENTES

Me encanta leer libros o artículos relacionados con la educación, pero también libros que abordan otras temáticas y que pueden ampliar nuestra perspectiva. Libros "no educativos" que nos permiten aplicar su contenido al mundo educativo con nuestros alumnos, compañeros o familias. Libros que nos abren los ojos, que nos proveen de argumentos y que nos emocionan. Libros "no educativos" que acaban siendo muy necesarios y educativos. Aquí os dejo una primera selección de 22 libros muy especiales para mí.

1. BÚSCATE LA VIDA: es un libro que me ha aportado inspiración e ideas innovadoras para mejorar personal y profesionalmente. El autor transmite un optimismo muy necesario hoy en día. Recoge de forma clara la esencia del coaching, con ejemplos, ejercicios y un diseño muy cuidado. Nos da las claves para que alcancemos nuestras metas y para enseñar a nuestros alumnos a alcanzarlas. Es un libro imprescindible si queremos convertirnos y convertir al alumnado en diseñadores y artífices de su propio camino.
Autor: Marcos Álvarez.
Editorial: Amat.

2. ESCUELA DE ORATORIA: es un manual gráfico muy ameno y útil para mejorar nuestra capacidad y calidad de comunicación con los demás. Nos da las pautas y los consejos necesarios para aprender y enseñar a nuestros alumnos a hablar en público.
Autores: Manuel Pimentel y José Lázaro.

3. JUGAR CON EL CORAZÓN: este libro nos muestra el poder del corazón. Nos anima a actuar, transformar y crecer viendo en cada problema un reto.
Autor: Xesco Espar.
Editorial: Plataforma Editorial.

4. APRENDIENDO DE LOS MEJORES: cada frase y reflexión de este libro es una delicia, una inspiración para seguir aprendiendo y mejorando. No hay mejor inversión que la que se hace en uno mismo y este libro, da buena cuenta de ello.
Autor: Francisco Alcaide.
Editorial: Alienta.

5. LOS REGALOS DE LA VIDA: este libro abre una ventana repleta de aire fresco y de algún vendaval. Un libro que nos descubre todo lo que la vida nos regala y que nos hace ver que todos somos capaces de realizar cosas maravillosas.
Autora: Myriam Sayalero.
Editorial: Aguilar.

6. VIVIR LA VIDA CON SENTIDO: un libro que nos hace pensar sobre el sentido de la vida de forma amena y clara. Nos ayuda a priorizar y a tomar decisiones. Es un libro sobre valores, virtudes y actitudes para ir por la vida, porque ser grande es una manera de ser.
Autor: Víctor Küppers.
Editorial: Plataforma Actual.

7. LOS 88 PELDAÑOS DEL ÉXITO: el autor nos ofrece 88 claves para triunfar en la vida. Claves precisas, prácticas y tremendamente efectivas.
Autor: Anxo Pérez.
Editorial: Alienta.

8. EL LIBRO ROJO DE LA VIDA: en este libro el autor nos transmite de manera muy personal la esencia de lo que ha aprendido sobre la difícil tarea de vivir y convivir. Cada página es una invitación a reflexionar sobre lo que realmente importa.
Autor: Luis Bassat.
Editorial: Espasa.

9. ¿QUIÉN ERES TÚ?: en este libro la autora nos habla de la importancia de educar nuestras emociones y nos muestra el camino para que dejemos atrás para siempre el analfabetismo emocional.
Autora: Laura Chica.
Editorial: Alienta.

10. EL SUPERHÉROE DE LAS PRESENTACIONES: libro que nos enseña a expresar mejor nuestras ideas, a captar a los oyentes y a estimularlos para pasar a la acción. Nos proporciona las armas necesarias para crear presentaciones de éxito.
Autor: Gonzalo Álvarez.
Ilustrador: David Arroyo.
Editorial: Grupo Planeta.

11. FISH!: es una historia de peces y pescadores. Muestra cómo al cambiar la actitud uno puede disfrutar del trabajo y de la vida cotidiana. 
Autores: Stephen C. Lundin, Harry Paul y John Christensen.
Editorial: Empresa Activa.

12. LECCIONES DE LIDERAZGO: el autor nos explica las claves de liderazgo que convirtieron a Steve Jobs en uno de los empresarios más exitosos del mundo. 
Autor: Walter Isaacson.
Editorial: Debate.

13. LA REFLEXIÓN DEL DÍA: conjunto de reflexiones que ayudan a profundizar sobre las claves de la vida y la satisfacción personal y profesional. Según el autor, lo principal y más vital para una persona es elegir un sueño y empezar a caminar con determinación.
Autor: Joan Carles Sasplugas.

14. PENSAR CON LOS PIES: es un manual que echa mano de la filosofía de los mejores entrenadores y jugadores de todos los tiempos para entrenarnos para los retos de la vida. Es una invitación a dar menos vueltas a las cosas y a chutar más a puerta para conseguir lo que anhelamos.
Autor: Gabriel García de Oro.
Editorial: Océano Ámbar.

15. EL PRINCIPITO SE PONE LA CORBATA: sugerente fábula que nos demuestra cómo las personas somos capaces de alcanzar cualquier logro cuando descubrimos quiénes somos y aprendemos a ser dueños de nuestra mente y nuestros pensamientos.
Autor: Borja Vilaseca.
Editorial: Grupo Planeta.

16. EL MAPA DEL TESORO: los autores nos enseñan a elaborar un mapa personal hacia nuevas metas, a llevar a cabo nuestras ideas y a planificar nuestra aventura.
Autores: Álex Rovira y Frances Miralles.
Editorial: Grijalbo.

17. ENCONTRAR AL NUEVO STEVE JOBS: un libro muy valioso escrito por el fundador de Atari, el hombre que lanzó la carrera de Steve Jobs. Nos enseña a encontrar y gestionar el talento creativo. ¡Casi nada!
Autores: Nolan Bushnell y Gene Stone.
Editorial: Empresa Activa.

18. LA CONEXIÓN CREADORA: este libro propone una forma original para desarrollar la creatividad a través de más de 50 ejercicios prácticos, donde el juego es el elemento esencial. 
Autor: Roberto Bolullo.
Editorial: Grupo Planeta.

19. MANUAL THINKING: una herramienta práctica para gestionar el trabajo creativo en equipo. Incluye recursos prácticos.
Autores: Luki Huber y Gerrit Jan Veldman.
Editorial: Empresa Activa.

20. #SÚPER PROFESIONAL: un libro que nos anima a desarrollar nuestros superpoderes y convertirnos en grandes profesionales. Nos descubre el camino para detectar y potenciar las habilidades y recursos que pueden hacernos prosperar.
Autor: Alfonso Alcántara.
Editorial: Alienta.

21. COSAS QUE ME CONTÓ UN PAJARITO: es una historia sobre cómo crear algo a partir de la nada. Un libro que habla de la creatividad de Biz Stone (cofundador de Twitter) y nos enseña a descubrirla y a utilizar su fuerza. Este libro demuestra que a las personas, cuando se les dan las herramientas adecuadas, son capaces de lograr cosas asombrosas. 
Autor: Christopher Isaac Biz Stone.
Editorial: Grupo Planeta.

22. UN AÑO DE SABIDURÍA: en este libro las meditaciones de grandes pensadores de todo el mundo cobran vida gracias a las fantásticas ilustraciones del autor. Es una obra que estimula la imaginación, inspira cambios y que nos guía para centrarnos en el aquí y el ahora.
Autor: Mike Medaglia.
Editorial: Alianza.

domingo, 21 de febrero de 2016

UN BUEN MAESTRO "ESTÁ LOCO" POR SUS ALUMNOS

Hace años en una entrevista me preguntaron: "Si tuvieras hijos, ¿qué característica valorarías más o te gustaría que tuvieran sus maestros? Contesté algo que ahora no contestaría. Mi respuesta actual la tengo clara: Lo que más valoraría sería que las maestras y los maestros de mis hijas "estuvieran locos". Locos por ellas y por el resto de sus compañeros.

Ese "Estar loco" (EL) al que me refiero está basado en el Amor, en el Afecto y en la Atención. Es esa locura que permite que nuestros hijos y alumnos se desarrollen correctamente. Sin estas tres aes da igual las potencialidades y las capacidades que tengan, les estaremos privando de lo esencial, de todo aquello que les permite creer en ellos mismos.

Cuando pasan los años te das cuenta de que el éxito o la felicidad no se alcanza con los títulos o las notas, sino a través de aquellas experiencias y momentos que te hacen creer en ti mismo. Pues resulta, que esas experiencias o momentos, si lo pensamos bien, siempre ocurren bajo un baño de afecto. Y no se consiguen realizando cosas extraordinarias, no nos equivoquemos, en educación es más importante lo que hacemos todos los días que lo que hacemos de vez en cuando. De nada sirve hacer un proyecto fantástico de lo que sea, si luego en el día a día no entramos a clase con una sonrisa en la boca, si no escuchamos a los niños, si el transcurrir de las horas se parece más al de un ejército que al de una escuela, si el silencio se apodera del aula... Es llamativo que queramos que nuestros alumnos aprendan algo del mundo y que los encerremos en cuatro paredes. ¡Tenemos que salir a él! Poner ventanas, puertas y puentes donde ahora hay paredes o muros.

Decía San Francisco de Asís: "Un solo rayo de sol basta para ahuyentar muchas sombras". Los maestros tenemos la suerte de contar con tres rayos de sol (amor, atención y afecto). ¿Os imagináis cuántas sombras podemos ahuyentar? ¡Cómo no aprovechar esta oportunidad!

Aunque nos parezca mentira, dentro de este sistema educativo "express" que los políticos han tenido a bien regalarnos, tiene cabida una educación a fuego lento. Una educación sin prisas, donde importe más la calidad que la cantidad; donde haya menos consumo exterior y se fomente más la creación interior; donde los alumnos se puedan mover y donde se entienda que el movimiento es clave para aprender; donde el juego y la experimentación sean la base y no el premio o el castigo; donde los deberes no se conviertan en ladrones de infancia; donde se entienda que cada uno da de sí lo que máximo que puede dar y que si no lo da es porque, o bien, no es el momento o porque necesita más tiempo o aes.

¿Cuándo se sabe que una maestro está loco por sus alumnos?
C - hace ver a sus alumnos que los quiere. Con acciones, con palabras y con gestos.
U - nunca los amenaza con la retirada del amor. "Si haces eso no te voy a querer".
A - realiza la correcciones en privado y respeta la privacidad de los niños.
N - no los compara con nadie.
D - escucha a sus alumnos y les hace ver que sus opiniones son importantes.
O - evita relacionar la valía personal con la conducta disruptiva. Es muy distinto decir: "has hecho una tontería" que "eres tonto" o "esto está mal" que "eres malo".
. - no está mirando constantemente el reloj para ver si termina la clase.
. - exige en sus justa medida, ni  mucho ni poco. Simplemente lo que cada uno puede dar.
. - no emplea palabras que les hacen sentir mal o culpables. Cuando utiliza Palabras de maestro

Es evidente que con amor, atención y afecto llegaremos al corazón de nuestros alumnos y nos daremos cuenta de una gran verdad: A nadie se le da todo bien, pero a todos se les da bien algo
Entonces, será el momento de ayudar a descubrir a nuestros alumnos en qué son buenos.

Os animo a escribir o poner en vuestras aulas el eslogan "Estoy loco por vosotros" o "Estoy loco por ti".

sábado, 30 de enero de 2016

LA INNOVACIÓN EDUCATIVA TIENE EL CORAZÓN ANTIGUO, ¡ACTIVÉMOSLO!

La innovación tiene el corazón antiguo. Solo tenemos que activarlo. Todo lo que hoy en día se considera innovación o posible innovación se fundamenta en una larga experiencia y en unas profundas raíces que han buscado desde la antigüedad una educación transformadora. El problema ha sido que nuestros sistemas educativos han marginado de manera sistemática estos principios.

Hace unos meses visité la biblioteca del  pueblo donde me crié, Toreno, situado en la Comarca de El Bierzo. Allí me encontré con este libro: La nueva pedagogía. Fue publicado en 1973 (Salvat - María Luisa Fabra) y nadie lo había vuelto a sacar de la estantería desde 1978. Me llamó la atención y como podéis ver en la foto, me lo llevé a casa el 5 de septiembre de 2015. 

Inicié la lectura esperando encontrar en este libro un planteamiento rígido y cerrado (me gusta leer otros puntos de vista, aunque no los comparta), pero me llevé una grata sorpresa. Aquí os dejo a modo de síntesis 33 frases extraídas de este libro, 33 frases que deberían estar presentes en todas las facultades de educación y en todos los centros educativos del mundo. Seguro que os suenan. No dejéis de leer ninguna y pensad en el año que fueron escritas, ¡os sorprenderán!

33 frases de corazón antiguo para innovar:
  1. Para los problemas pedagógicos no existen soluciones absolutas.
  2. La educación es uno de los aspectos donde el ser humano se muestra más conservador.
  3. Se necesitan valor y decisión para romper con las estructuras actuales, con las costumbres adquiridas durante la infancia y oponerse a toda una corriente pedagógica.
  4. La educación debe ser el esfuerzo constante de adaptación al mundo moderno, a las nuevas necesidades de la sociedad y a las nuevas posibilidades de los niños; la educación tienen que transformarse continuamente.
  5. Hay que interesar al niño en su propia educación, haciéndole coautor de la misma.
  6. La nueva educación tiene que ser fundamentalmente humana y proporcionar a cada niño la posibilidad de desarrollo total.
  7. Tenemos que despertar el libre interés del niño por aprender.
  8. La educación tradicional está centrada en los intereses de la sociedad adulta, incita a los niños a la pasividad, a la obediencia ciega y a la sumisión, les forma para competir entre sí, trata de transmitirles una cultura caduca y una ideología dogmática.
  9. La educación nueva debe reducir el papel del maestro a facilitador de los procesos de aprendizaje y partir, no de programas rígidos, sino de los intereses manifestados libremente por los niños, teniendo como ideal fomentar la creatividad, el sentido crítico, la sociabilidad y la cooperación dentro de una sociedad democrática.
  10. El niño debe participar de modo activo en la misma enseñanza.
  11. El aprendizaje deber ser significativo para el educando, pero ello supone un problema muy hondo, porque lleva a los pedagogos a dudar del interés que algunas de las disciplinas enseñadas puedan tener para los alumnos, de la necesidad de unos horarios rígidos y del sentido de un aprendizaje dividido artificialmente según unos programas en los que no han intervenido directamente ni educandos ni educadores, etc.
  12. La educación nueva busca la liberación del individuo, la búsqueda de la felicidad y la alegría del momento presente. También la exaltación de la naturaleza, de la actividad creadora y de la comunicación.
  13. Estamos obligados a conocer profundamente al niño, creando un clima apropiado para que sus intereses puedan manifestarse. La pedagogía nueva se basa sobre todo en los intereses de los alumnos.
  14. Para el educador nuevo, su misión no se limita a comprobar actitudes, sino que debe estimularlas en cada niño.
  15.  La aplicación de los medios audiovisuales a la enseñanza ofrece grandes posibilidades, pero presenta el peligro de transformar al niño en  un espectador pasivo.
  16. Los intereses de los alumnos son el punto de partida de un aprendizaje.
  17. Los niños tienen una gran capacidad para interesarse por el mundo que les rodea, y la escuela debe intentar potenciar al máximo esta disposición.
  18. Por tanto, educar no ha de ser “enseñar”, sino “aprender”, en cuanto que el aprendizaje no puede realizarse más que cuando el alumno manifiesta el deseo de aprender. De ahí que el proceso ha de partir del alumno.
  19. Pretender enseñar a quien no tiene interés y percibe los contenidos que se le intentan impartir como extraños a su propia experiencia carece de utilidad y sentido.
  20. La transmisión de conocimientos tiene escasa importancia si la comparamos con el desarrollo de la persona, la toma de conciencia de uno mismo y la posibilidad de aceptación de una vida plena.
  21. No abogamos por la supresión de profesores, sino solamente de estos como meros impartidores de conocimientos no solicitados por los alumnos.
  22. El profesor debe centrar la enseñanza en los intereses de los alumnos y desempeñar el papel de consejero técnico a su servicio.
  23. La educación consiste en hacer autónomos, independientes y creativos a los miembros del grupo.
  24. Es fundamental que el maestro renuncie a su función de representante del poder y que adopte un papel parecido al del monitor del training group.
  25. La educación tiene que formar a personas realistas y activas que, integrándose en la sociedad, sean capaces de transformarla eficazmente.
  26. Tanto el contacto con la naturaleza como el juego o la discusión de distintos temas en común poseen gran eficacia educativa.
  27. La sociedad debería establecer unos canales a través de los cuales la gente pudiera ponerse en contacto, y garantizar la existencia de un material educativo al alcance de todos.
  28. Para algunos pedagogos los medios audiovisuales, laboratorios, etc. deben hallarse a disposición del público de forma que cada cual los utilice para su formación en el momento que crea más oportuno.
  29. Debería proporcionarse a cada recién nacido un capital para educarse que pudiera utilizar libremente a lo largo de su vida. 
  30. Es de destacar la importancia de la tecnología para la educación. En la actualidad, la tecnología es más bien un obstáculo para la liberación del hombre, pero adecuadamente utilizada podría ser todo lo contrario.
  31. Mientras el saber sea un producto, será protegido como la propiedad privada, pero cuando se convierta en un derecho del que gocen por igual todos los seres humanos, la tecnología será un útil decisivo para el progreso y la felicidad de los hombres.
  32. En un futuro más o menos próximo, la sociedad del ocio requerirá individuos previamente educados para el uso adecuado y consciente del tiempo libre.
  33. La escuela debe desarrollar todas las facultades del niño y dotarle de sentido crítico frente al mundo que le rodea.
         No nos olvidemos:
         La innovación empieza en el corazón de las personas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...