sábado, 2 de julio de 2016

10 SUGERENCIAS PARA REFORZAR LA AUTOESTIMA Y LA CONFIANZA DE NUESTROS ALUMNOS

La autoestima y la confianza en uno mismo plantan sus raíces en la infancia. Las familias y los maestros podemos ejercer una gran influencia en este sentido que hará que esas raíces crezcan y salgan a la luz o que,  por el contrario, se queden bajo la tierra. 

No es fácil construir una buena autoestima y nos enfrentamos a 4 grandes retos indicadores de baja autoestima: 
1. Las distorsiones cognitivas que nos provocan pensamientos tóxicos.
2. La obsesión por las debilidades y la falta de atención a las fortalezas.
3. La culpabilización exagerada que da lugar a la autocrítica desmesurada.
4. El bajo umbral de malestar que nos hace "saltar a la mínima".

Lo primero que tenemos que hacer es detectar si nuestros alumnos o nosotros  presentamos alguno de los 4 indicadores de baja autoestima. Si es así, debemos pasar a la acción para provocar un cambio cognitivo. 
¿Qué podemos hacer? 
- Guiarlos para que  sean conscientes de sus conversaciones interiores, sabiendo interrumpirlas cuando detecten que no son positivas. 
- Practicar con ellos nuevos patrones de pensamiento hasta crear hábitos saludables.
- Ayudarlos a ponerse las lentes positivas para combatir las distorsiones cognitivas de la realidad.
- Trabajar las fortalezas propias enviándoles mensajes que les permiten saber lo que hacen bien, en que destacan, de que han sido capaces, que han conseguido...
- Mostrarles que también se puede disfrutar de los pequeños logros.
- Enseñarles a buscar soluciones a los problemas y no preocupaciones.
- Haciéndoles ver los errores como fuente de crecimiento y que el único error intolerable es aquel del que no aprendemos nada.
- Llevando a la práctica las 10 sugerencias mencionadas en el cartel y que podéis descargar en PDF en 10 sugerencias para reforzar la autoestima y la confianza de nuestros alumnos o en la zona de descargas del blog.

jueves, 23 de junio de 2016

14 TUITS PARA FUTUROS MAESTROS (Y NO TAN FUTUROS)

A veces, sintetizar la información hace que esta sea fácil de asimilar y aplicar. Podríamos escribir un post de cada uno de los tuits, pero no es lo que pretendo con esta entrada. Comparto estos 14 tuits para que nos permitan reflexionar, pensar, tomar decisiones y actuar. 

1. Cada cosa a su tiempo y tiempo para todas las cosas.
2. Escucha 2 veces, habla 1.
3. Ponte las gafas +. ¡Hay tantas cosas buenas en tus alumnos!
4. Para llegar a sus cabezas pasa antes por la puerta de su corazón.
5. Educar es comprender sus estados de ánimo: sus alegrías, sus llantos...
6. Si tú te cansas, ellos también. Si tú te aburres, ellos también.
7. Igual que tú tienes malos días, tus alumnos también los tienen.
8. Ser maestros es estar en un estado permanente de generosidad y disposición.
9. El "café para todos" no vale.
10. Corrige sus errores sin olvidarte nunca de elogiar sus aciertos.
11. Confía en ellos para que ellos confíen en sí mismos y en los demás.
12. Guíalos para que naveguen por internet sin meterse en charcos.
13. Con 10 elogios te ahorraras 100 prohibiciones. 
14. Mide el tiempo por las necesidades de tus alumnos, no por el reloj.

Podéis encontrar más tuits para futuros maestros en @FuturosMaestros

domingo, 12 de junio de 2016

PLACERES DE VERANO PARA ALUMNOS Y PROFES

El verano nos aporta un periodo "de tiempo" para hacer aquello que habitualmente queda relegado por asuntos que consideramos de primera instancia (aunque no lo sean). Este periodo "de tiempo" nos permite aprender y disfrutar de cosas tan o más importantes que las vistas en el aula. Nos permite conjugar muchos verbos en todos los tiempos y modos: experimentar, vivenciar, aplicar, observar, reflexionar, sentir, crear, compartir, colaborar, querer, pausar, inventar, volar, ser, vivir.

Comparto con vosotros mi lista de deberes placeres de verano para alumnos y profes. Son placeres sencillos, pero mágicos. Placeres que nos permitirán aprender y disfrutar de la vida. Os animo a intentar llevar a cabo algunos de ellos o todos, si es posible.

Podéis descargar el cartel en PDF en la zona descargas del blog o en el siguiente enlace Deberes Placeres de verano para alumnos y profes.

jueves, 9 de junio de 2016

¡ABRAMOS LAS PUERTAS DE LAS AULAS A LOS ABUELOS Y ABUELAS!

Este es un post que necesito escribir para compartir con vosotros la huella que mi abuelo ha dejado en mí. La huella que todos los abuelos dejan en nosotros.
¿Qué me ha enseñado mi abuelo Daniel?  ¿Qué nos enseñan nuestros abuelos?
Los abuelos nos enseñan las cosas más importantes y a la vez más difíciles de la vida. Los abuelos superan adversidades, forjan familias y nos hacen mejores. Suelen hacerlo desde la nada, trepando muros y navegando en mares tormentosos con la bondad como bandera. Los abuelos nos regalan infancias de ensueño, llenas de amor, de alegría, de comprensión, de seguridad, de mimos, de juegos y de sonrisas. Nos regalan miradas limpias, abrazos densos, risas espontáneas y amor incondicional.

Los abuelos son generadores de amor, bondad y paciencia. Se convierten en el valor que quieren transmitir y esa es, sin duda, la mejor manera de enseñar: para transmitir amor, aman; para transmitir bondad, son las personas más buenas del mundo; para transmitir paciencia, escuchan, tranquilizan, serenan y aconsejan.

Los abuelos nos dejan soñar libremente y nos permiten contar nuestra historia. Nos ayudan a vivir la mejor vida que podamos vivir. Nos inspiran para evolucionar. Nos hacen ver de una manera simple lo realmente importante de la vida, de la educación. Nos hacen ver que educar es amar y que amar requiere de todo aquello que ellos nos regalan durante su vida.

Los abuelos son los mejores portadores de cultura. Son espejo y escondite. Son guía y apoyo. 
Los abuelos crean lazos, lazos que nadie podrá romper jamás y que llevan sus nombres.

¡Gracias abuelo!

viernes, 13 de mayo de 2016

UN BUEN MAESTRO GENERA APRENDIZAJE MEDIANTE EL "MATERNAJE"

Siempre recordaré a un profesor de Educación Secundaria que me dio clase cuando tenía 14 años. Se llama Juan Carlos y me permitió disfrutar de las matemáticas. Hasta entonces, las matemáticas se me atragantaban y todos mis maestros daban por hecho que no se me daban bien y así quedaba la cosa. Juan Carlos me motivó, me hizo ver la utilidad de las matemáticas, nos sacó del aula para entenderlas y nos transmitió su entusiasmo y pasión por los números. Desde aquel momento disfruté con esa materia y pude ver su magia. Juan Carlos sabía que existían tres maneras de transmitir conocimientos:
1. Mediante la comunicación de un discurso sabio.
2. Mediante la realización de unas prácticas.
3. Mediante el "maternaje".

¿Qué es el "maternaje"? 
Es el modo en el que las madres enseñan a sus hijos a caminar. Ni se lo explican (comunicación), ni se lo demuestran (práctica). Sino que les animan a moverse hacia ellas.

Un buen maestro, mediante el "maternaje", entusiasma y anima a sus alumnos para que quieran caminar hacia el aprendizaje. 

Pero... ¿cómo podemos entusiasmar a nuestros alumnos?
* La alegría contagia alegría, la pasión contagia pasión, el entusiasmo contagia entusiasmo. Tenemos que ser aquello que queremos transmitir.
* Olvidándonos más a menudo de esas dos grandes muletas en las que nos solemos apoyar: el libro y el discurso oral.
* Sabiendo que en educación no existen técnicas milagrosas para contagiar el deseo por aprender.
* Siendo consciente de que utilizar este o tal método, que esta o tal tendencia no nos aseguran que así sea. El deseo por aprender es un fuego que debemos avivar. Algunos de esos fuegos se encienden con una cerilla, otros con un mechero, otros soplando las brasas...
* Situándonos en nuestro contexto, conociendo a nuestros alumnos y abriendo bien los ojos para aprovechar las oportunidades que nos ofrece nuestro entorno.
* Haciendo lo que podamos con lo que tengamos, aunque a veces se necesite magia para ello. La falta de recursos nunca debería convertirse en un muro que cierre el camino del aprendizaje a los alumnos.
* Disfrutando de ser maestro y excitando las mentes de los alumnos por contagio a través del efecto purpurina.
* Teniendo paciencia y estando más interesado por el proceso que por el resultado.
* Reduciendo el uso de las 5 palabras que más repetimos los docentes en las aulas:
1. Atención
2. Silencio
3. Escuchad
4. Siéntate 
5. Shhh...
* Aprovechando el placer por la acción de los niños y los jóvenes. 
* Cuidando ese estado que tanto influye en el aprendizaje, el estado emocional.
* Teniendo muy presente que toda actividad intelectual requiere de actividad corporal. No debemos proclamar el silencio como la principal virtud de nuestras clases o de nuestro colegio. 

Una vez que los alumnos anden entusiasmados hacia el aprendizaje, simplemente debemos acompañarlos. Acompañar sin presionar, sin dirigir, sin recortar ni estirar, teniendo muy claro que nadie puede aprender por nadie. Sabiendo que aprender no va unido necesariamente a que otro te enseñe, pero que sí está íntimamente ligado a que alguien te entusiasme y motive, al "maternaje".

Con el "maternaje" aseguramos el placer por aprender, de realizar conexiones y de vivir experiencias no enlatadas. Aseguramos el disfrute interno, primer motor del aprendizaje.

Hemos llenado las escuelas de tantas objetivos que a veces no nos caben las emociones.  En nuestras aulas hay muchos niños que requieren menos contenidos académicos y más mirada y afecto. No nos olvidemos de que el mayor recurso para educar es la afectividad.

¡Os animo a generar aprendizaje mediante el "maternaje"!

lunes, 18 de abril de 2016

LA INNOVACIÓN COMIENZA Y SE EXTIENDE GRACIAS AL EFECTO PURPURINA

La innovación puede propagarse de unas personas a otras y de unos centros educativos a otros como la purpurina. Recuerdo mis clases de plástica en Educación Primaria realizando trabajos con purpurina, intentando pegarla dentro de determinadas figuritas e intentado recogerla en el bote al terminar. ¡No te la podías quitar de encima! Luego tocabas a un compañero y se la llevaba puesta. 

Pues bien, con la innovación pasa como con la purpurina: en cuanto la sacas del bote, ya no hay manera de volver a meterla. No hay forma de contenerla, de evitar que se propague, de evitar que brille... La innovación comienza y se extiende gracias al efecto purpurina.

Todo comienza abriendo esos botes de purpurina presentes en cualquier centro educativo.

¿Cuáles son los primeros botes de purpurina que debemos abrir?
1. Bote de purpurina "OPTIMISMO": el optimismo y el buen humor se contagian, nos animan y nos ayudan a innovar. Decía Víctor García Hoz: "En cualquier cosa, acontecimiento o relación personal puede haber algún bien". Al abrir este bote de purpurina estaremos aprendiendo a mirar así. Las personas optimistas vibran, no es necesario empujarlas ni decirles que hagan las cosas. Simplemente las hacen. 
Innovar es vibrar.

2. Bote de purpurina "SOLUCIONES": necesitamos personas que se centren en buscar soluciones y no en buscar problemas. Si abrimos este bote, cuando surjan dificultades habrá más docentes aportando cosas y menos docentes buscando excusas. 
Innovar es solucionar.

3. Bote de purpurina "TIEMPO": como ya dije en otro post, innovar es pasar de A a B, siendo B = Alumno protagonista. Ese paso de A a B requiere tiempo. Creo que últimamente hablamos y tenemos muy claro que los alumnos deben ser los protagonistas de su aprendizaje, pero se nos olvida algo importante: seguimos diciéndoles qué, cuándo y cómo aprender. Es como si les consideráramos protagonistas de la película de la cual somos directores. Quizás deberíamos olvidarnos del "alumno protagonista" para pasar al "alumno director". Necesitamos tiempo para escucharnos y para escuchar a nuestros alumnos, para acompañar sin presionar, para conectar, para conseguir un aprendizaje sin jerarquías... 
Innovar es escuchar, conectar y acompañar.

4. Bote de purpurina "EMOCIONES": en los centros educativos existen muchos intercambios interpersonales entre todos los miembros de la comunidad educativa; contactos que dejan huellas emocionales. Procuremos que esas huellas sean dulces para que nosotros, nuestros alumnos y las familias se sientan mejor. Con huellas emocionales amargas e impregnados de emociones negativas y malestar no se puede innovar.
Innovar es emocionar.

5. Bote de purpurina "CONFIANZA": generamos confianza confiando. Cuando alguien confía en ti,  inconscientemente tiendes a confiar en los demás. La innovación tiene un techo, nuestras expectativas. La confianza se contagia y está demostrado que cuando alguien confía en nosotros aumenta nuestra lucidez, nuestra energía y nuestros pensamientos creativos. La confianza nos dará alas, las alas que necesitamos para innovar. 
Innovar es confiar.

"La utopía está en el horizonte.
Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre
diez pasos más allá.
¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar".

Eduardo Galeano

Innovar no es una utopía,
 innovar es caminar.

¿Caminamos juntos?
Empecemos practicando la mayor innovación atemporal que existe: 
Querer al alumno.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...