domingo, 28 de septiembre de 2014

LOS MAESTROS SOMOS CERRAJEROS

Hoy en día en el mundo de la educación hablamos de muchas cosas: TIC, TAC, nuevas metodologías, innovación, calidad, evaluación, LOMCE, etc. Todos estos temas de actualidad no nos permiten darnos cuenta de que lo realmente importante, lo esencial, ocurre día a día en el aula y parte del trato cercano del maestro con sus alumnos.

Me gusta hacerme la siguiente pregunta y detenerme en su respuesta: ¿De qué me sirve a mí un ordenador, una tablet, una PDI si mis alumnos no son felices y no confían en ellos mismos? ¿Y a ellos? La respuesta es muy sencilla: a mí personalmente no me sirven para nada y a mis alumnos les sirven para refugiarse o esconderse detrás de una pantalla, para ser lo que no son y para vivir una vida virtual que les hará sentirse insatisfechos con su vida terrenal.

Tenemos que convertirnos en cerrajeros y proporcionar a los alumnos todos los recursos que estén a nuestro alcance para que se conviertan en la llave maestra capaz de abrir  todos los cerrojos de su vida  (miedos, dudas, inseguridades...) para poder ser realmente felices. Para conseguirlo tenemos que volver a la esencia de la educación: al trato cercano, a las miradas cálidas, a la sonrisa tierna y sincera, a las palabras de maestro, al sentido del humor, a la escucha verdadera, a las palabras para la vida. Entonces, solo entonces, conseguiremos alumnos felices, con confianza en sí mismos y con una autoestima alta. Y será en ese momento cuando disfruten de las posibilidades de un ordenador, de una tablet, de una PDI, sin refugiarse detrás de estos dispositivos y sin confundirse, porque ya sabrán que lo esencial, lo terrenal, llena sus corazones y mentes más que lo virtual. 

¿No será esta la primera de las innovaciones que debemos emprender? Volver a la esencia de la educación.

¡Empecemos abriendo cerrojos y convirtiendo a nuestros alumnos en llaves maestras!

5 comentarios:

  1. Tienes muchísima razón , Manu. En ello estamos.Pásate por mi blog cuando puedas y recoge una sorpresita.
    http://orecunchodasfadas.blogspot.com.es/2014/09/excellence.html
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anabel:
      Muchas gracias por la sorpresa y por seguir el blog. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Una reflexión interesantisima. Había entrado como cerrajero para ver de que iba el blog, pero como padre, me ha gustado mucho, ojala todos los profesores pensaran igual.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Como cerrajeros, disponemos de una llave maestra para acceder al corazón de los niños: la lengua. Te invito a comprobarlo en este video y texto que le acompaña. http://bit.ly/108i5t8
    ¡Bienvenidos/as al club de la lengua!

    ResponderEliminar
  4. Como cerrajero, puedo decir que me ha fascinado la analogia con la cual se nos compara. He compartido el artículo con mis compañeros de cerrajeros madrid y a muchos más les ha encantado.

    Muchas felicidades a todos los maestros y que sigan creando Alumnos con Llaves Maestras, esas que pueden abrir cualquier puerta y liberar cualquier temor y miedo.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...