lunes, 9 de enero de 2017

ANTE ESTE ESPECTÁCULO DE PIROTECNIA PEDAGÓGICA Y METODOLÓGICA HE DECIDIDO...

Estoy cansado, cansado de poner nombres a todo lo que hago, como si el no hacerlo quitara importancia o veracidad a lo hecho. Cansado de que sin una interminable torre de papeleo  que justifique cada paso que se dé en una clase nada parezca tener sentido. Cansado de que todo tenga que tener objetivos para que sea considerado algo bueno. Cansado de que todo tenga que llevar la etiqueta de "innovación" sin realmente serlo. Cansado de escuchar que cualquier tiempo pasado fue mejor y ver cómo la gente joven hace méritos para continuar con ese refrán en un futuro. Como si esta "titulitis" o fiebre "naming" absorbiera todo sin dejar espacio a lo importante. Cansado, pero no desilusionado.

Así que he decidido sentarme y sentirme. Sentarme con mis alumnos y aprovechar cada minuto que se me escapa entre los dedos de su infancia. Exprimir hasta la última gota el jugo de su inocencia, aprovechar cada brillo de ingenuidad de sus ojos. Y mirar... mirar las estrellas, mirar sus estrellas. Observar lo que quieren ver en ellas, sentir su escalofrío al ver pasar una estrella fugaz y subirme a la ilusión de la esperanza y de sus sueños. No quiero perderme ni un segundo de su mirada infantil y quiero ayudarles a disfrutar aprendiendo. No hay otra manera de hacerlo que sentándonos y disfrutando del momento, olvidándonos de toda la pirotecnia que suena a nuestro alrededor, centrándonos en lo importante y olvidándonos del ruido.

Porque al final, los maestros simplemente somos lo que recuerdan de nosotros, pero sobre todo, somos lo que nuestros antiguos alumnos sienten cuando nos recuerdan.

15 comentarios:

  1. Maravillosa reflexión. ...mi enhorabuena por esa calidad humana....que sin duda hará mella en todos y cada uno de sus corazoncitos....de su mente, de su vivir y su sentir. ..gracias por esta bocanada de aire fresco....por sacudirnos de encima toda esa paja que no nos deja ver lo importante

    ResponderEliminar
  2. No podría estar más de acuerdo.
    ¡¡Enhorabuena por esta sincera y preciosa reflexión Manu!!

    Un abrazo,
    Norberto.
    www.fisicamente.org

    ResponderEliminar
  3. Gran reflexión. Lo único que le importa a la sociedad es que tengan un título, no si aprenden de verdad o disfrutan de ser niños. Creo que de pequeños hay que enseñarles a disfrutar aprendiendo, a terner curiosidad, a que se pregunten ellos mismos por qué pasan las cosas, y así, en mi opinión, aprenderán mucho más y les gustará más aprender.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Te damos la bienvenida a una nueva mirada!! Preciosa reflexión y entendemos perfectamente por lo que estás pasando. Besar y abrazar a los alumn@s es algo que debería de estar por obligación en el currículo. Recordarles lo mucho que los queremos o contemplar su respiración cuando descansan sentado o tumbado a su lado (Se nota nuestra influencia de primer ciclo ejjeje) ¡¡Si se quiere se puede!!

    ResponderEliminar
  5. No puedo esta más de acuerdo. Los pequeños nos lo agradecerán siempre.Enhorabuena por tu reflexión.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por todo lo que compartes.Tienes toda la razón y creo que la mejor innovación es esa "sentarse y sentirlos".Cualquier actividad tiene que partir de ese momento.Gracias por tu gran trabajo y por compartirlo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por aportarme en este final de lunes esa estrella que a veces se escapa!

    ResponderEliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo, a veces no nos paramos porque nos falta tiempo para rellenar papeles, para inventar rubricas, para señalar indicadores, y se nos olvida eso, que donde disfrutamos es trabajando con ellos, compartiendo con ellos, estando con ellos.Yo así lo siento. No les quitemos ni un minuto.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta!! Seguro que tus niñ@s "sienten" cada dìa. Has puesto voz a mis pensamientos.

    ResponderEliminar
  10. Excelente reflexión, tener en cuenta lo emocional puede ser el comienzo de un cambio.

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho leerte. Y me ha gustado mucho sentir una melodía muy parecida a la que comparto con mi gente día a día. Porque creemos que la escuela debe huir del vértigo. Porque creemos que la tarea escolar no tiene que rendirle cuentas a la premura. Porque creemos que nada tiene que estar para “antes de ayer”. Porque creemos que la impaciencia no debe ser nuestra compañera de viaje. Porque creemos que necesitamos pausa y poso, gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...