miércoles, 16 de septiembre de 2015

UN BUEN MAESTRO DELETREA DE UNA MANERA MUY ESPECIAL

Educación se deletrea A-M-O-R y amor se deletrea T-I-E-M-P-O. Por lo tanto, me atrevería a decir que educar es dar y darse tiempo. Pero... ¿Para qué necesitamos ese tiempo los maestros y para qué lo necesitan nuestros alumnos? Es una pregunta vital que debemos hacernos y a la que he tratado de dar respuesta así:

EL TIEMPO EN LA ESCUELA

Tiempo... ¿Para qué?

Tiempo para querer y para escuchar,
para hacer y observar.
Tiempo para aprender y para elogiar,
para conocer y valorar.

Tiempo para jugar y para reír,
para trabajar y sentir.
Tiempo para soñar y discurrir,
para volar y vivir.

Tiempo... ¿Para qué?

Tiempo para conversar y descansar, 
para investigar y disfrutar.
Tiempo para empatizar y respetar,
para explorar y animar.

Tiempo para reflexionar y para ser,
para imaginar y saber.
Tiempo para acompañar y agradecer,
para crear y crecer.

Tiempo... ¿Para qué?

Tiempo para confiar y asombrar, 
para apreciar y saborear.
Tiempo para buscar y encontrar,
para amar y emocionar.

Gracias por tu tiempo, maestro.

Manu Velasco

4 comentarios:

  1. Respetar los tiempos de nuestro alumnado y ayudar a que no se estanquen en el tiempo, al tiempo de no desfallecer ante la falta de tiempo material, ... No es nada fácil aunque sí necesario en educación. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Carmen. Muchas gracias por visitar el blog. Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...