martes, 2 de julio de 2013

OPINIÓN PÚBLICA SOBRE LOS MAESTROS

Ahora que han llegado las vacaciones escolares he decidido escribir sobre lo que considero uno de los principales problemas de la educación, la opinión publica sobre los maestros. La mayoría de nosotros hemos oído alguna vez frases como estas: ¡qué bien vives!, tienes más vacaciones que nadie, trabajas solo cuatro o cinco horas al día, solo tienes que dar unas clases y para casa, vaya trabajo más sencillo con los niños, etc. Llega un momento en el que acabas ignorando este tipo de comentarios, pero me da pena ver como algunas personas ajenas a nuestra profesión menosprecian nuestro trabajo y para colmo dicen que somos unos privilegiados por disponer de más dias de vacaciones. A esas personas les diría lo siguiente:

No trabajamos solo 25 horas a la semana. Cuando llegamos a casa tenemos por delante mucho más trabajo que a veces decidimos hacer en el propio colegio: corregir, preparar materiales y clases, informar a las familias sobre la evolución de sus hijos, asistir a cursos de formación, reuniones de etapa, claustros, consejo escolar, reuniones de ciclo, redactar proyectos, innovar, etc. Esto lo hacemos todos los días del año, incluidos sábados y domingos.

Por otro lado, no nos limitamos a la transmisión y evaluación de unos contenidos, nuestro trabajo como docentes va más alla. Por ello educamos en valores, observamos activamente, convencemos, enstusiasmamos, captamos y mantenemos la atención, prestamos atención equitativamente a los alumnos, escuchamos activamente, advertimos, pactamos, dirigimos, mediamos, respetamos, nos hacemos respetar, decimos que no, decimos que sí, argumentamos, perdonamos, sancionamos cuando es necesario, negociamos, tomamos decisiones, esperamos, olvidamos, renunciamos, emprendemos, planificamos,  motivamos, programamos, enseñamos, aprendemos, mantenemos la calma, apoyamos, consolamos, curamos, nos preocupamos, nos interesamos por sus logros, confiamos, valoramos, premiamos, reforzamos, queremos...

Creo que el oficio de maestro es el más importante de todos y hoy en día está siendo tratado injustamente, despreciado y poco valorado. Para demostrar esta afirmación solo tenemos que responder a la siguiente pregunta: ¿Por qué manos pasamos todos, seamos lo que seamos? Por las manos de un MAESTRO.

17 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Es una de las profesiones más importante, sino la más. El futuro, el progreso, la cultura, el bienestar... de un pais, depende fundamentalmente de la EDUCACIÓN.
    Un abrazo desde aula de infantil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso es! El progreso de la sociedad depende de la educación. Gracias por pasarte por aquí. Un saludo.

      Eliminar
  2. Todo oficio, desempeñado con entrega y pasión, participa de tus reflexiones.
    Quienes juzgan de ese modo a un maestro, lo hacen también con toda profesión en que perciban esas actitudes.
    No respondamos en su idioma. Lo IMPORTANTE es cuando uno no sabe si trabaja o disfruta (y no le importa).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuanta verdad! Tenemos una profesión que nos permite disfrutar y vivir momentos inolvidables. Gracias por visitar el blog. Un saludo.

      Eliminar
  3. El problema es que los que se quejan no disfrutan de su trabajo, cosa que el 99% de los maestros sí hacemos. Adoro mi trabajo, y como siempre digo: Si es tan fácil, ¿por qué no eres tú maestro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo. Un saludo y gracias por visitar el blog.

      Eliminar
  4. Gran verdad la que expones en este artículo y estoy totalmente de acuerdo. Yo soy maestra y tengo el mismo horario que expones. Lo que ocurre es que desde siempre se ha tenido y se sigue teniendo una idea equivocada de lo que es "ser maestro". Sólo los que estamos dentro de la docencia y que tengamos verdadera vocación sabemos qué significa y qué implica. ¡Enhorabuena por el blog!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángeles por tus palabras y por andar por aquí. Un saludo.

      Eliminar
  5. Tienes toda la razón Manu. Una vez más, me identifico y comparto tus reflexiones. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Inma por participar en el blog. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Maestro 24 horas al día. Totalmente de acuerdo.

    ¡Y 365 días al año! ¡Qué difícil es desconectar! Aquí estoy yo, maestra, ¡un primero de agosto!, viendo páginas didácticas.

    Así me he topado con tu blog. ¡Enhorabuena por él!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un claro ejemplo de lo que quería transmitir con esta lámina. Gracias por dejarte caer por aquí.

      Eliminar
  7. Muy chulo, me ha gustado mucho, lo difundiré

    ResponderEliminar
  8. acabo de encontrar tu blog y me gusta,... no dejo de leer entradas... y me encantan tus carteles, que con tu permiso compartiré, pero en esta entrada, (con la que evidentemente estoy de acuerdo), también creo que tenemos parte de culpa los maestros, aunque esta claro que "pagan justos por pecadores"... pero creo que hay que reconocer los errores... y no todo el mundo "trabaja" igual ni de la misma manera, no todo el mundo se implica igual, ni todo el mundo innova, .... quizá han sido pocas nueces,... pero mucho ruido!!!
    gracias por compartir un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel:
      Razón no te falta. Para avanzar, primero tenemos que reconocer nuestros errores como bien dices. Aún así, soy muy optimista, cada día veo a compañeros mejor preparados y con una gran motivación. Un abrazo y muchas gracias por visitar el blog.

      Eliminar
  9. Acabo de descubrir tu blog y he de decirte que me encanta. Compartes buenas ideas y con ellas das muchos ánimo.
    Estoy de acuerdo con lo que dices, de hecho, ahora estoy de vacaciones y aquí ando, buscando cosas prácticas para el aula y aplicarlas después de vacaciones. Las veces que he tenido que contestar a la típica pregunta de ¿Ya estás de vacaciones? Ya simplemente respondo: "No me acuerdo cuando las empecé y aún lo que me queda". Sabemos que muchos lo dicen con gracia y sin mala intención, pero muchas veces cansa.
    El mejor momento, igual soy algo malo, es cuando me ven sonreir si les veo que les están diciendo a sus hijos/as que llevan un día muy malo y que vayan a otra parte a jugar y no les molesten.
    En fin, que me encanta tu blog y espero poder seguirlo durante mucho tiempo.
    Un saludo y gracias de nuevo por compartir y animarnos con tur ideas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...