miércoles, 24 de abril de 2013

LOS MAESTROS SOMOS PESCADORES

Para enseñar lo más importante es conocer al niño. Existen dramas personales de los chicos que forzosamente dejarán huella en su aprendizaje. Debemos ser conscientes de ello, al igual que de sus intereses y pasiones. Es imposible planificar o programar sin conocer a los actores principales de nuestras programaciones y proyectos. Si no los conocemos, ¿cómo podemos hacerlos "picar"? La ternura, la paciencia, el interés y la escucha son los mejores cebos.

4 comentarios:

  1. ¡Cuánta razón Manu! A ti sé que se te da muy bien pescar, jeje. Un abrazo. José Julio

    ResponderEliminar
  2. Buen simil el de maertro-pescador.La paciencia es la virtud por excelencia de ambos. Me ha sorprendido que utilices la palabra Maestro. En estos tiempos la mayoría de los que se dedican a la enseñanza, se definen a sí mismos como profesores. Abunda la profesión y sí, hemos comprobado que son profesores( la mayoría).Es una lástima que una profesión que puede abrir las puertas al mejor oficio del mundo, que es el de llegar a ser MAESTRO, no la traspase casi nadie. Enhorabuena porque tú has decidido abrir y traspasar esas puertas. La vida de muchos niños te lo agradeceran siempre y cuando pasen los años tu satisfacción será infinita. Yo recuerdo a mi primera profesora y sabes por qué la recuerdo? por que era una MAESTRA no una profesora, no quiso quedarse sin traspasar esa puerta que la condujo a que hoy la recordemos como lo mejor de nuestras vidas. Un abrazo de una abuela Manu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me han encantado tus palabras "abuela". Muchas gracias por visitar el blog. Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...