domingo, 27 de octubre de 2013

UN BUEN MAESTRO BAILA, INVOLUCRA, NAVEGA, RESPETA Y VALORA

La escuela debe alimentar el hambre de descubrir. No se trata de enseñar muchas cosas, tal y como se ceba a un ganso. Nuestra función no es presentar a nuestros alumnos un alimento ya preparado y rogarles que lo traguen. Tenemos que hacer ver a nuestros alumnos que existen y que ellos son los protagonistas, los que deben descubrir el mundo bailando bajo la lluvia, navegando en su barco, respetando sus ritmos, valorándose, haciendo... Nuestra tarea es la de ayudar a que los niños amen el conocimiento, la de enseñarles a pensar por sí mismos y a convivir, la de ofrecerles criterios para que sepan elegir y discernir, la de aportarles la confianza suficiente para que logren respetarse a sí mismos y a todos los demás. Por eso considero vital que todos los maestros bailemos bajo la lluvia, naveguemos lejos de puerto, enseñemos con el ejemplo, demos tiempo al tiempo y descubramos los grandes tesoros que cada uno de nuestros alumnos guardan en su interior. (Haced clic sobre la imagen si queréis verla un poco más grande o haz clic en el siguiente enlace para ver el cartel en PDF, Cartel PDF Un buen maestro.

6 comentarios:

  1. Pues tienes razón Manu, se aprende más cocinando que comiendo, y si encima se hace ameno, entretenido y con objeto de fomentar el aprendizaje (no de competir como en estos programas que están de moda) pues mejor.

    Enhorabuena por el post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo Ángel. Muchas gracias por visitar el blog. Un saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...