jueves, 18 de marzo de 2021

EN EDUCACIÓN NO EXISTEN BÁLSAMOS DE FIERABRÁS


* El bálsamo de Fierabrás es presentado por Cervantes, en boca de Don Quijote, como una especie de panacea para cualquier problema de salud; un remedio mágico que todo lo cura.

Las fórmulas pedagógicas mágicas, las llaves educativas secretas y las soluciones metodológicas salvadoras no existen ni podrán existir nunca en educación. Me atrevo a realizar esta afirmación por la propia naturaleza inherente a toda realidad educativa. Como maestro con los pies en el aula, soy consciente de que esta realidad alberga y entraña unas necesidades que deben ser tenidas en cuenta en todo momento. Son muchos los aspectos que (nos) influyen y que como docentes no podemos obviar: contexto, recursos, situación económica, ratio, nivel cultural, etc. Este hecho hace que lo que puede funcionar en un centro educativo, en otro no tenga ningún sentido; incluso que aquello que te puede funcionar en un aula, en otra del mismo colegio no lo haga.

Existe en mí una preocupación, cada vez mayor, al ver cómo se están implementando y experimentando (quizás demasiado) con algunas tendencias pedagógicas que están de moda y que tienen poca o ninguna base científica. Tendencias con más brillo publicitario que pedagógico; tendencias que deslumbran, pero que no alumbran. Tendencias que tienden hacia donde nunca debería tender la educación; tendencias malentendidas; tendencias tendenciosas. 

Claro que hay que mostrarse receptivo a las innovaciones educativas que puedan surgir, pero siempre realizando una crítica de las mismas con criterio; una crítica que nos permita diferenciar el grano de la paja, lo importante de lo accesorio, la verdadera innovación de la posible mercantilización.

Necesitaba decirlo y dicho queda.

Espero que este curso escolar tan complicado vaya todo lo mejor que pueda ir. ¡Mucho ánimo!

4 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Creo que lo mejor es tomar lo mejor de las metodologías, de las herramientas, de los recursos y adaptarlo a nuestro alumnado.
    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, justo pensaba eso mismo esta semana... No lo hubiese expresado mejor. ¡¡Bravo, por tan interesante reflexión!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Bien dicho! Esta reflexión tan importante que reflejas en tu blog, existía ya en el ambiente pedagógico nacional en los años 30 del siglo pasado... Estamos, precisamente, realizando una investigación sobre este discurso crítico ante las innovaciones pedagógicas desde una perspectiva histórica. Rosa Ortiz de Santos

    ResponderEliminar
  4. ¡Deseamos lo mismo! Que este curso (en nuestro caso, todas las convocatorias de formación para el empleo) tan complicado vaya todo lo mejor que pueda ir. Compartimos deseos para el 2021 ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...